Periodontitis en perros

¿Qué es la enfermedad periodontal en perros?

La periodontitis en perros es la acumulación de sarro junto con infección de las encías y afecta a un gran número de perros. Te contamos sus síntomas y tratamiento en este post.

¿Qué es la periodontitis o enfermedad periodontal en perros?

Se trata de la principal afección bucal que afecta a perros de todas las razas y edades, especialmente a aquellos de tamaño pequeño, y a partir de los dos años en adelante.

La enfermedad periodontal en perros se produce por la acumulación de placa dental y sarro en los dientes, que deriva en la infección de las encías y en la pérdida de hueso y estructuras de sujeción alrededor de los dientes. Con el tiempo, pueden tener como consecuencia la pérdida de piezas dentales.

La periodontitis se puede tratar pero, si no se hace, puede llegar a provocar infecciones graves que afecten a órganos vitales como el hígado, el riñón o el corazón. Además, es importante tener en cuenta que si nuestro perro sufre una infección en la boca y nos muerde o nos lame en la cara o las manos, puede transmitirnos algunas enfermedades (es lo que se denomina zoonosis, o transmisión de enfermedades entre animales no humanos y animales humanos).

¿Qué perros están más predispuestos a sufrir periodontitis?

Todos los perros están expuestos a padecer este tipo de dolencia si no mantienen una higiene bucal correcta. Ahora bien, el sarro suele aparecer alrededor de los 2 o 3 años de edad – no antes – siendo las razas de tamaño pequeño las que muestran mayor predisposición a este problema oral.

La razón es que los dientes de los perros pequeños tienen un tamaño más reducido y es más fácil que se acumulen restos de comida entre piezas dentales. La acumulación de estos restos de alimento son lo que, al mezclarse con la saliva y las bacterias que habitan en la cavidad bucal, se transforman en placa dental y luego en sarro. Si quieres saber más sobre el proceso de acumulación y formación de placa y sarro, puedes leer nuestro post Sarro en perros: un enemigo peligroso.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la saliva de los perros es más ácida que la de los humanos, por lo que el riesgo de acumulación de placa bacteriana y sarro es mayor en estos animales.

Por tanto, resumiendo, podemos decir que los perros más predispuestos a padecer enfermedad periodontal son:

  • Perros de razas pequeñas
  • Perros a partir de los dos o tres años de edad
  • Perros que mantienen una higiene dental insuficiente
  • Perros que suelen recibir comida casera blanda o premios blandos cuyos restos se suelen fijar más a los dientes.

Síntomas de enfermedad periodontal

A menudo los propietarios caninos no reconocen la periodontitis. Sin embargo, hay algunos signos claros que deberían servir de alerta:

  • Mal aliento
  • Acumulación de sarro en los dientes
  • Inflamación de las encías
  • Pérdida de piezas dentales
  • Anorexia: el perro deja de comer o disminuye la ingesta diaria

El mal aliento es algo que muchos propietarios consideran normal en sus perros. Sin embargo, puede ser un síntoma claro de enfermedad periodontal en perros. Contra el mal aliento, existen múltiples remedios, entre los que se cuentan los snacks dentales o premios multifuncionales. En este post sobre el mal aliento te los explicamos en detalle. 

Según la American Medical Veterinary Association, esta enfermedad puede dividirse en cuatro fases de desarrollo:

Etapa 1

En esta etapa se da una acumulación visible de sarro o tártaro dental y una ligera hinchazón y enrojecimiento de las encías.

Etapas 2

En la etapa dos de la periodontitis canina las encías están más inflamadas y puede haber una ligera pérdida de hueso alrededor de las raíces de los dientes (sólo visible mediante radiografía).

Etapa 3

En la tercera etapa de la enfermedad periodontal en perros los dientes no se ven muy diferentes en comparación con la etapa anterior a simple vista pero mediante radiografía se revela una pérdida de hueso más severa.

Etapa 4

En esta fase la acumulación de sarro es muy visible, las encías están retraídas, los dientes dañados y se puede dar la pérdida de piezas dentales.

Tratamiento de la enfermedad periodontal en perros

Durante la etapa 1 de la periodontitis, el tratamiento puede ser totalmente curativo. La gingivitis es reversible. En este post te explicamos más sobre la gingivitis en perros y cómo tratarla.

Sin embargo, si no se aplica ningún tratamiento, la enfermedad progresa y la pérdida de hueso dental es irreversible. En las siguientes fases, el proceso se puede controlar pero no se puede revertir por completo. Por eso la prevención mediante una correcta higiene dental es tan importante.

El tratamiento preventivo de la enfermedad periodontal en perros consiste en el cuidado rutinario de la boca del perro mediante un cepillado de dientes diario y la utilización de premios dentales multifuncionales que ayudan a evitar la acumulación de placa bacteriana y, por tanto, la formación de sarro y sus problemas asociados.

En fases más avanzadas de la enfermedad, el tratamiento puede consistir en una limpieza dental en el veterinario y la administración de antibióticos para combatir la infección.

Prevenir es la clave

Puesto que el tratamiento de la periodontitis en perros cuando se encuentra en fases avanzadas es simplemente paliativo pero no puede ser curativo (la pérdida de hueso dental es irreversible una vez ya se ha producido), lo importante es llevar a cabo una buena prevención.

Recuerda cepillarle diariamente los dientes a tu perro o, en su defecto, utilizar premios dentales como Greenies para combatir la acumulación de placa bacteriana, la formación de sarro y la halitosis o el mal aliento asociados a estos dos elementos.

VOLVER