SNACK DENTAL PARA PERROS, LA ALTERNATIVA AL CEPILLADO DE DIENTES

Snack dental para perros, la alternativa al cepillado de dientes

¿Te imaginas una vida entera sin cepillarte los dientes? Placa, sarro y mal aliento son consecuencias inevitables de una mala limpieza dental. Si a tu perro no le gustan los cepillos, un snack dental para perros es la alternativa perfecta.

¿Qué problemas ayuda a combatir un snack dental para perros?

Parece mentira que un premio delicioso para un perro pueda ser también la alternativa más eficaz al cepillado de dientes a la hora de mantener una limpieza dental correcta. Sin embargo, esa es la gran virtud de los snacks dentales para perros: son riquísimas recompensas para el perro y, al mismo tiempo, excelentes tratamientos para su salud bucal.

Estos son los principales problemas que un snack para perros ayuda a combatir:

Placa y sarro

La placa y el sarro son dos de los problemas dentales más comunes en perros y pueden tener consecuencias graves como la formación de caries, la pérdida de piezas dentales, la gingivitis o la periodontitis ( infecciones que afectan a las encías y que pueden ser muy dolorosas).
Se llama placa bacteriana a una acumulación de microorganismos que pueden adherirse o depositarse sobre las paredes de los dientes. La placa dental se forma en la superficie de dientes, encía y restauraciones, y difícilmente puede observarse porque tiene un color blanco-amarillo. Se forma en pocas horas y se elimina principalmente con el cepillado o con un método alternativo como un snack dental para perros.

En los perros a los que no se les cepillan los dientes (la gran mayoría), la placa puede persistir durante demasiado tiempo sobre la superficie dental, endurecerse, calcificarse y llegar a convertirse en sarro. El sarro es amarillo oscuro o marrón y es mucho más difícil de quitar que la placa.

En el caso del sarro, el cepillado no es suficiente para eliminarlo. Normalmente, hay que acudir al veterinario para que practique una limpieza dental.

Mal aliento

El mal aliento suele ser consecuencia de la acumulación de placa y sarro en las paredes de los dientes del perro. El uso de un snack dental diario ayuda a combatir este acúmulo y, por lo tanto, mejora el mal aliento en perros.

Snack dental para perros: prevenir mejor que curar

Como hemos visto, la clave está en la prevención para que la placa no llegue nunca a convertirse en sarro.

La manera más eficaz de lograrlo es cepillarle los dientes a nuestro perro a diario, pero si no le gusta o no se deja, entonces lo más recomendable es elegir un buen snack dental y usarlo como método de máxima eficacia contra problemas bucales.

Eso sí, recuerda que no todos los snacks o premios son iguales, algunos son más eficaces y eficientes en combatir los problemas bucales que otros. A la hora de elegir un snack dental para perros hay que tener en cuenta la eficacia, la palatabilidad (lo apetitoso que resulta para el perro) y la seguridad (que no pueda provocar atragantamientos u oclusiones intestinales).

En cuanto a la seguridad, es fundamental que el premio dental sea flexible y 100% soluble. Si el perro, por algún motivo, se lo tragara entero, hay que tener la garantía de que el snack dental se disolverá correctamente en el estómago y no causará ninguna oclusión intestinal.

Greenies, por ejemplo, es un premio dental avalado por la VOHC (Asociación Mundial de Veterinarios de Higiene Oral) y cumple con todas las medidas de seguridad mencionadas anteriormente. Es una opción muy recomendable.

VOLVER