Enognatismo en perros

Enognatismo en perros: causas y soluciones

El enognatismo en perros es un problema que tiene que ver con el crecimiento asimétrico de los huesos de la mandíbula superior e inferior. Los perros que lo padecen tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades bucales. Te contamos sus causas y soluciones en este post.

¿Qué es el enognatismo canino?

Cuando un perro tiene un desajuste en el encaje de su mandíbulas superior e inferior, puede ser debido a un problema de enognatismo o prognatismo.

El prognatismo es cuando la mandíbula inferior sobresale de la línea de la mandíbula superior. Es típico de perros como los Bulldogs. El enognatismo, en cambio, es lo contrario: cuando la mandíbula superior sobresale de la inferior. Es relativamente frecuente en perros pequeños tipo Chihuahua.

Tanto el prognatismo como el enognatismo en perros producen problemas de maloclusión que pueden tener como consecuencia otros problemas bucales derivados. Por eso es importante detectar esta anomalía a tiempo y seguir los consejos del veterinario para evitar complicaciones. 

Causas

Tanto el enognatismo como el prognatismo tienen causas genéticas. Son hereditarios.

Se trata de problemas comunes en determinadas razas que, debido a la selección genética, desarrollan un crecimiento asimétrico de la mandíbula superior y la inferior. Por este motivo se recomienda no hacer criar nunca a un perro con esta anomalía ya que es muy posible que sus cachorros adquieran el mismo problema. 

Otras causas menos frecuentes del enognatismo canino pueden ser lesiones causadas por golpes, que a edades tempranas pueden alterar el crecimiento y la posición de las mandíbulas en cachorros.

Problemas derivados del enognatismo en perros

El enognatismo no es solo un problema estético. En realidad, más allá de la estética comporta problemas de salud oral y otros derivados:

  • La maloclusión puede producir un desgaste de piezas dentales asimétrico y/o prematuro
  • Pérdida temprana de piezas dentales
  • Lesiones en las encías
  • Lesiones en el paladar: al no producirse el cierre correcto de las mandíbulas, los colmillos inferiores pueden lesionar el paladar.  
  • Disfunción prensil
  • Problemas digestivos al no ser capaz el perro de masticar correctamente el alimento

Enognatismo en cachorros

Si a tu cachorro le han diagnosticado enognatismo, debes saber que el crecimiento de los dientes se produce hasta los 6 meses de edad, más o menos, y dependiendo de cada raza. Durante ese periodo se podría vigilar el crecimiento y observar que no genere lesiones en la cavidad oral. Existiría la posibilidad, mediante cirugía, de planificar una corrección para favorecer el crecimiento correcto de la mandíbula, o de reubicar los dientes para evitar lesiones futuras.

Consulta con un odontólogo canino para que te informe y te oriente sobre el enognatismo en cachorros. Es lo más recomendable.

¿Se puede solucionar el enognatismo en perros?

Como hemos visto, el enognatismo es un problema genético, hereditario. Por esa razón hay pocas soluciones más allá de la ortodoncia temprana o la cirugía en aquellos casos en los que esté indicado practicarla.

Frente a un problema de enognatismo canino, lo más prudente es consultar, siempre, con un especialista en odontología canina para que te oriente. De esta forma podrás evitar complicaciones futuras y lograrás informarte sobre las soluciones a tu alcance.

Recuerda que los cuidados bucales de tu perro son una parte muy importante de su salud.

 

Por: Equipo veterinario de Greenies

VOLVER