La ortodoncia para perros es poco conocida pero muy útil para solucionar problemas de salud dental

¿Existe la ortodoncia para perros?

Estamos acostumbrados a verla en personas, pero… ¿existe la ortodoncia para perros? En este artículo te explicamos los tres tipos de ortodoncia canina: preventiva, interceptiva y correctiva. ¡Y conocerás el caso de un perro con brackets!

La ortodoncia es la parte de la odontología que se ocupa de corregir los defectos y las irregularidades de posición de los dientes. La odontología, a su vez, es la parte de la medicina que se ocupa de la dentadura y sus enfermedades.

En perros, el tratamiento de ortodoncia es poco frecuente y relativamente poco conocido. Sin embargo, hay veterinarios odontólogos especializados, y se encargan de tratar cuestiones de salud más que estéticas. En definitiva, la ortodoncia para perros corrige su dentadura para permitir una oclusión totalmente funcional.

Los problemas de maloclusión en perros pueden ocasionar graves afectaciones a la salud: heridas en la boca y las encías, pérdida de apetito, etc.

La maloclusión se define como cualquier alteración del crecimiento óseo del maxilar o la mandíbula y/o de las posiciones de los dientes que impidan el correcto funcionamiento del aparato masticatorio.

Este tratamiento médico sirve para solucionar todos estos problemas. Normalmente no se practica por cuestiones estéticas sino como tratamiento médico.

Mover dientes implica tener conocimientos de oclusión y de biomecánica, así que solo un veterinario especializado en la materia puede practicar una ortodoncia a un perro con garantías. Por ello existen centros especializados.

Tipos de ortodoncia dental para canes

Como explican desde el centro especializado en odontología canina Odontovet, existen tres tipos de ortodoncia para perros:

  • Preventiva
  • Interceptiva
  • Correctiva

Cada una de estas técnicas tiene un propósito distinto.

Ortodoncia preventiva en perros

Este tipo de ortodoncia para perros sirve para prevenir la maloclusión canina derivada de problemas de la mala limpieza dental.

Los tratamientos de ortodoncia preventiva están dirigidos a:

Los perros que más frecuentemente reciben tratamientos de ortodoncia preventiva son:

  • Los caniches
  • Los schnauzers miniatura
  • Los chihuahuas
  • En general, perros de raza mini o pequeña.

En muchas ocasiones, es necesario prestar atención para valorar cuándo se le caen los dientes de leche a estas razas de perros ya que esto no siempre ocurre cuando es debido y resulta necesario extraerlos.

Por otro lado, evitar la pérdida de dientes causada por la temida enfermedad periodontal, o por caries, por fracturas o por el propio desgaste de las piezas, es muy importante ya que los espacios que dejan esos dientes al perderse generan movimientos en los dientes adyacentes y pueden causar problemas de oclusión importantes en el perro.

Ortodoncia interceptiva en perros

Este tipo de ortodoncia para perros es la que se ocupa de solucionar aquellos problemas de maloclusión que se dan en perros jóvenes que están cambiando la dentadura.

Cuando la dentadura es mixta (ya hay dientes definitivos pero todavía permanecen algunos dientes de leche), a veces ya pueden intuirse algunos problemas de oclusión que podrán afectar al perro cuando sea adulto. La ortodoncia para perros interceptiva sirve para solventarlos antes de que sea demasiado tarde.

Este tipo de ortodoncia canina sería como la ortodoncia infantil en niños: sirve para solucionar aquellos problemas de maloclusión que podrían llegar a convertirse en algo más serio cuando el perro creciera.

Ortodoncia correctiva en perros

Como su nombre indica, esta variante se encarga de corregir los problemas de maloclusión ya presentes en la dentición permanente. Es decir, en perros ya adultos.

Mediante este tipo de ortodoncia canina se pueden corregir problemas como:

  • El prognatismo: deformación de la mandíbula por la cual ésta está adelantada respecto a su posición normal. En algunas razas como los bull dogs el prognatismo o la mandíbula por delante se consideran normales y no se tratan. La ortodoncia para perros de esta tipología resuelve la posición de la mordida.
  • El retrognatismo: deformación de la mandíbula por la cual ésta está retrasada respecto a su posición normal.
  • Apiñamiento dental: puede causar problemas periodontales.
  • Mordida cruzada anterior: puede ocasionar lesiones en el paladar.
  • Mordida cruzada posterior: es un problema muy común en razas de collies.

Wesley, un perro con brackets

A principios de 2018, se hizo famoso el caso de Wesley, un cachorro de Golden Retriever al que sus propietarios tuvieron que ponerle aparatos.

Wesley tenía problemas para abrir y cerrar la boca adecuadamente debido a que sus dientes estaban creciendo en una posición incorrecta. Según explicaba su propietaria, que era veterinaria, Wesley “Dejó de ganar peso e incluso empezó a perderlo”. Ante esta situación, decidieron ponerle brackets.

Un perro con brackets no es lo más habitual pero, como vemos, no es algo imposible de encontrar.

De hecho, la ortodoncia para perros está ganando terreno y, cada vez más, se le presta especial atención a la salud bucal de los perros, ya que hoy en día se sabe que una boca sana puede ser la mejor prevención ante problemas de salud.  

Por: Equipo de Veterinarios Nutro/Greenies

 

VOLVER